Ecological photography? Hmm

DSC_0624

Estos dos últimos días he hecho un curso que no tiene nada que ver con la fotografía, sobre temas medio-ambientales y sistemas energéticos ecológicos, y temas similares. Y me ha hecho pensar en una cosa que nunca antes me ha llamado la atención: es la fotografía ecológica?

Aquí hay dos ramas. Una de ellos diría que sí lo es, y la segunda – no tanto. Me explico, y os expongo mis dudas.

Hablamos en primer lugar de la fotografía en papel. Y todos conocemos la historia que tiene, y el hecho de que antes, el único soporte que teníamos era el papel. Y no muchos fotografiaban, y se llegaba a un momento en el cual probablemente ni se sacaban las fotos de la película fotográfica.  Y en el revelado se utilizaban sustancias que no eran extremadamente tóxicas, pero podían llegar a producir quemaduras en las pieles de las personas, o incluso sensibilidad a la exposición de diversas sustancias. No obstante, en las soluciones se incluía plata y otros ácidos que no son tan biodegradables. No quiero entrar mucho en el tema, ya que no dispongo de información contrastada y no quiero decir tonterías. La idea principal es que antes era la única forma de sacar fotografías, y además, nadie se preocupaba por el medio ambiente en la medida en la que se preocupan ahora.

Con la aparición de la fotografía digital, obviamente, en gran medida se ha dejado de revelar fotos. Pero pensándolo bien, no se en que medida se puede decir que se contamina menos. Está claro que cada vez se producen y se venden más cámaras foto, y ni quiero pensar en la cantidad de baterías que se utilizaban(y aún se utilizan en algunos casos) para poder sacar fotos. Hoy en día, veo que hay una tendencia bastante visible(valga la redundancia) hacia el uso de las cámaras con baterías recargables. Lo bueno de todo esto es que es inaceptable que las cámaras fotos o que los productos que se utilizan en la fotografía sean biodegradables. Imaginad que mañana os compráis una Nikon D3x, cuyo cuerpo sólo cuesta unos 6000-7000 euros, y que además os diga que tiene una particularidad excepcional: que es biodegradable. Qué diríais? Siiii, me la compro, y luego después de unos años, en vez de ponerla en mi colección de cámaras antiguas, la llevo al campo y la dejo que se descomponga y que vuelva al paraíso de los almas de las cámaras.

Por tanto, es un tema bastante delicado y efectivamente, es casi imposible hablar de papel reciclado para la fotografía o algún tipo de productos biodegradables. Está claro que a la hora de comprar una cámara(más aún si es profesional) quieres que dure, y cuando revelas fotos, quieres guardarlas para siempre, y que tus nietos y bisnietos tengan fotos tuyas en buen estado. Sería muy bueno que guardes las fotos en un álbum y que después de 3 años lo abras y que el papel desaparezca o que se transforme en quién sabe que material. Ni lo quiero pensar.

Ahora bien, concienciar el efecto que tienen unas baterías de tiramos es crucial para el medio ambiente. Más exactamente, lo normal sería no tirarlas en cualquier sitio, sino llevarlas a puntos de recogida, de donde se llevan a sitios en los cuales se tratan para disminuir los efectos que puedan tener. Del mismo modo, las cámaras antiguas que no se utilizan se tendrían que reciclar – o llevarlas a los puntos de venta de cámaras del mismo tipo(si existen cerca de ti), o a algún tipo de eco parque.

Para hablar del revelado(ahora diríamos impresión de las fotos) tendría que extender el campo de visión a diversos instrumentos, cómo son la impresora y el tipo de cartuchos que utiliza, la calidad del papel fotográfico y algunas cosas más, pero pienso que habéis entendido cuál es la idea.

Después de todo esto, tengo que deciros también que es posible que me equivoque en alguno de los aspectos. Por eso,  si conocéis alguna empresa del sector de la fotografía que se compromete con el medio ambiente o si sabéis con certeza que los datos aquí expuestos son erróneos enviadme un mensaje a lorenasphotography@gmail.com . O para saludarme. O para sugerirme algo. O para comentar sobre cualquier tema.

Conclusión: opino que no hemos dejado de contaminar en el momento de la aparición de la fotografía digital, sino que hemos empezado a hacerlo inconscientemente, y cada vez más. Y si de verdad nos gusta la fotografía, es bastante difícil no imprimir las fotos. Normalmente las fotos que se quedan en el ordenador se pierden con el tiempo, y aún estamos acostumbrados al papel como soporte fotográfico, por la tradición que tiene en nuestras familias (yo prácticamente hasta los 12-13 años lo único que tenía en casa era una cámara normal y corriente con película fotográfica normal y corriente, y de vez en cuando mi padre iba a revelarlas). Pero la verdad es que me hubiera gustado que existiese la fotografía digital y la tecnología de hoy durante mi infancia, por el hecho de que hoy en día es mucho más fácil documentar la vida de alguien – ni siquiera hace falta que te guste la fotografía. Solo tienes que apretar el botón y listo.

Conclusión 2: el tema de la conciencia medio-ambiental es mucho más complejo de lo que podemos ver, y está claro que podría tener muchas más aplicaciones en la fotografía, pero de momento – por lo visto, no se pide mediante normas la reducción de contaminación del sector, ni tampoco se esperan actuaciones por parte de los fotógrafos(tanto amateur, como pro).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s